[google-translator]
Llame ya en Bogotá comuníquese al 7036554

Un cirujano maxilofacial experto en la corrección de labio fisurado y paladar hendido

Home / Blog / Un cirujano maxilofacial experto en la corrección de labio fisurado y paladar hendido

Un cirujano maxilofacial experto en la corrección de labio fisurado y paladar hendido

La medicina es una ciencia que se encarga de conocer, investigar, analizar y sanar todo aquello que compone al organismo y estructura del cuerpo humano. La odontología, como debe saberlo, se encarga de ayudarles a las personas a prevenir, tratar y mejorar diferentes aspectos de su salud dental. Aunque muchos conocen la figura del odontólogo, pocos saben que dentro de esta profesión existen especialistas, como lo es un cirujano maxilofacial, que es el encargado de darle solución a problemas más severos orales y maxilofaciales.

Siendo esta mi especialización, hoy quiero contarles un poco de lo que hacemos nosotros y por qué nuestra labor es tan importante en la sociedad, basándome en mi experiencia profesional por supuesto. Para empezar es importante que sepa que un cirujano que se encarga de la zona maxilofacial es quien puede realizar intervenciones quirúrgicas con mayor propiedad y certeza en todos los órganos que intervienen en la misma, lo que puede ser desde un extracción de cordales o cualquier tipo de exodoncia, hasta cirugías más complejas como reparar el labio fisurado y paladar hendido, patología del sistema estomatognático, cirugía ortognática, entre muchas otras.

Una de las labores que realizó con más amor y dedicación, porque es la que personal y profesionalmente me llena el corazón, es la de poder brindarle una nueva oportunidad a esos niños y niñas con malformaciones congénitas de labio fisurado y el paladar hendido, que han llevado una niñez diferente pero con muchos problemas funcionales en su cavidad oral.  En Colombia hay una prevalencia de casi 1 de cada 800 niños nacidos vivos cada año con este tipo de patología y aunque su causa se desconoce, son múltiples los factores que pueden intervenir además de la genética, tal como la nutrición, exposición a químicos o agentes físicos, medioambientales, entre otros.

Algunas personas suelen conocer este tipo de condición como labio leporino, pero su nombre adecuado es el mencionado anteriormente y como el mismo lo indica, son pacientes que tiene un labio que está divido en dos partes, donde en la mayoría de los casos se evidencia en la zona media de la boca y por un paladar que no se formó de manera correcta y que presenta una anomalía estructural. Muchas de las familias no tienen los recursos necesarios para cubrir todos los gastos de lo que implica una cirugía de corrección como esta.

Un cirujano maxilofacial es un especialista que puede tratar esta condición y resolver de la mejor manera el cómo devolverle la funcionalidad a la boca y al paladar, de forma tal que estos niños puedan llevar una calidad de vida mucho mejor que la que tienen ahora. Quienes padecen de esta condición suelen tener diversos problemas funcionales que les evita llevar una vida normal. De por sí la sociedad mismas se encarga de hacerlos ver diferentes por su aspecto físico, lo cual es un grave problema, pero además de esto deben lidiar con situaciones que si son importantes y que afectan sus salud en general.

En mi caso particular, tengo la maravillosa oportunidad de contribuir a la vida de estos niños  dos o tres  veces al año, en donde me tomó el tiempo necesario para viajar a cualquier ciudad del país o del exterior y revisar cómo puedo lograr que cada paciente pueda llevar una vida más normal. Es importante que las personas sepan que este tipo de operaciones no son para nada sencillas y muchas veces se requiere de múltiples intervenciones para lograr una recuperación de la funcionalidad de manera total o completa. Con los niños se debe tener muy presentes ciertos aspectos como:

  • La reparación de la parte estética de la nariz y el labio.
  • Una reparación del paladar para que este sea funcional.
  • Indicar a los padres como se debe hacer la alimentación del pequeño antes y después de que se haya realizado la cirugía.
  • Hay que revisar los oídos permanentemente, pues por su condición suelen presentar síntomas de otitis media. Además que la audición es muy importante para que estos niños puedan desarrollar su lenguaje de manera adecuada.
  • Las terapias de lenguaje son algo obligatorio y deben ser realizadas de forma permanente.
  • Estar en constante observación para controlar el crecimiento dentomaxilofacial.
  • Controles de ortopedia maxilar.
  • Es muy probable que requieran de injertos en la encía, conocidos como dentoalveolares, así como cerrar las fistulas palatinas y corregir si presenta alguna incapacidad velofaringea.
  • Corrección de las deformidades nasales o faciales presentes.

Mi labor como cirujano maxilofacial, está en hacer que todos los aspectos anteriores sean comprendidos por la familia y llevados a cabo por los profesionales que harán el acompañamiento luego de la cirugía para corregir el labio fisurado y paladar hendido. Esta labor es más que necesaria y debe realizarse de forma tal en la que pueda garantizarse una mejor calidad de vida para todos los niños en nuestro país con esta patología. Es necesario que como yo, muchos más especialistas comprendan que debemos aportar a construir una sociedad en la que todos tengamos las mismas posibilidades y oportunidades.

Si usted está interesado en recibir mayor información respecto a la cirugía correctiva para labio fisurado y paladar hendido, así como si se encuentra en la búsqueda de un cirujano maxilofacial con amplia experiencia en el campo de la cirugía reconstructiva, puede comunicarse a la línea de atención que encuentra en mi página web o escribir sus inquietudes a la dirección de correo que encuentra en la sección de contacto.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Extracción de cordales | Darío GarzónProtesis dentales