[google-translator]
Llame ya en Bogotá comuníquese al 7036554

Cirugía de cordales

Home / Cirugía de cordales

Aunque no todas las veces se hace necesaria la extracción de estas piezas dentales, la cirugía de cordales es hoy en día una de las más practicadas en las clínicas odontológicas. Las razones que rodean la extracción de estas muelas varían de acuerdo a los problemas dentales que tenga el paciente, que pueden estar relacionados con la maloclusión o simplemente con la molestia constante que se produce cuando comienzan a salir por si solas.

Cirugía de cordales | Darío Garzón

Con el proceso evolutivo del cuerpo humano, los maxilares fueron cambiando de tamaño haciéndose más pequeños, pero la cantidad de dientes no disminuyó para nada. Esto hizo que el espacio para contener a las cordales no fuera suficiente, lo que ocasiona que se alteré la posición natural de las otras piezas dentales que salen más prontamente en nuestra boca. Por esta razón los molares terceros dejaron de ser beneficiosos para la salud, convirtiéndose en muchos casos en generadoras de malestares y dolor.

En la clínica del Dr. Dario Garzón el proceso de evaluación de cada caso en particular es riguroso y genera el inicio de un compromiso de atención con cada uno de nuestros pacientes en el caso de cirugía de cordales, todo comienza con un estudio del caso, para lo cual se ha solicitado con anterioridad a la primera consulta una radiografía panorámica, mediante la cual se analiza posición complejidad, cercanía a estructuras adyacentes y necesidad de estudios adicionales. Luego de ese análisis se procede a programar y dar una cotización del costo del procedimiento. Se firma un consentimiento informado, (requisito legal que informa al paciente el procedimiento a realizar, luego de haber sido explicado, y da parámetros de su seguimiento pre y postoperatorios.

Esta extracción de los terceros molares que se encuentran incluidos, se puede y debe practicar desde los  14  años en adelante y en lo posible ante de los 20 años, En los pacientes que presentan más edad, la realización de esta cirugía puede ser un poco más complicada y producir gran cantidad de molestias e inflamación. En numerosas ocasiones, las cordales que no han salido del interior de la encía,  pueden producir gran acumulación de gérmenes e infecciones, que por lo general pueden producir daños a los dientes contiguos de aspecto sano y causar un dolor intenso, e inflamación de la cara.

Este malestar se ocasiona debido a la proximidad que tienen estos dientes con estructuras anatómicas adyacentes entre ls cuales los nervios que trasmiten  sensibilidad y movilidad en el maxilar superior y la mandíbula. Por ello además de fuertes dolores de cabeza puede padecer de severas molestias faciales que le impidan realizar actividades cotidianas como comer o hablar.

Muchas personas consideran que cuando no aparecen las cordales, se trata de una situación normal y no les prestan mayor atención a este asunto. No obstante, cuando estos molares no erupcionan, pueden generar diferentes alteraciones funcionales, pueden originar abscesos, quistes y tumores, que si no se identifican y se tratan a tiempo pueden producir complicaciones  más severas. Es esencial preguntar a su odontólogo durante el examen anual, que inspeccione el estado y  colocación de las cordales y establezca cuando es mejor realizar la cirugía.

La cirugía de cordales se puede realizar aquí en el consultorio o bajo anestesia local o bajo sedación intravenosa consciente. La sedación es colocada por un grupo de Anestesiólogos que trabajan conmigo desde hace más de 15 años, se realiza de forma intravenosa, los medicamentos buscan dos efectos importantes, disminuir el dolor y permitir que no haya recordación del procedimiento.

La realización de una técnica experta y de corto tiempo permite una disminución considerable del trauma. Se colocan finalmente suturas para cerrar el sitio operado. Al terminar le entregaremos al paciente o sus familiares indicaciones postoperatorias por escrito que le guiarán su proceso de recuperación. De igual forma se entregará una fórmula médica con los medicamentos necesarios para evitar infecciones y mantener al paciente con bajo dolor y mejorar la cicatrización.

Durante los primeros días después de haberse sometido a la cirugía de cordales, y dentro de las indicaciones están la dieta y cuidados con terapias térmicas para disminuir la inflamación que es considerada normal por el tipo de trauma. Si fuma cigarrillo es importante que lo suspenda durante la recuperación, incluso puede tardar hasta dos semanas después de realizar la intervención, para que vuelva a fumar.

Es fundamental que esté atento a cualquier síntoma diferente a los explicados en las indicaciones.  Por lo general, inmediatamente terminemos estarán recuperación en la clínica alrededor de media hora, para observar cualquier reacción que no pueda ser favorable. Una vez se retire de la clínica, el examinar su boca depende de usted. Si se presentan situaciones anormales por favor comuníquese con la clínica o al celular de contacto que le indicaron

Como su boca estuvo abierta durante mucho tiempo, es muy probable que las comisuras que rodean los labios se hayan resecado y pasen a agrietarse, por lo que es recomendable aplicar manteca de cacao o bálsamos que permitan mantener la humedad en la zona.

Recuerde que si presenta alguna molestia con estos molares, puede acudir al Dr. Darío Garzón para que examine la forma y posición de sus dientes y le dé un diagnostico apropiado sobre si realizarse una cirugía de cordales es necesaria en su caso. Este profesional practica una de las mejores técnicas para realizar esta intervención que disminuye la cantidad de tiempo en el quirófano y que además evita que el paciente sufra grandes traumas.

Start typing and press Enter to search